El chip T2 de Apple dificulta la instalación de Linux en sus equipos

No es muy normal comprarse un Mac e a continuación instalarle un sistema Linux, pero hasta ahora era posible hacerlo. La compañía de la manzana ha diseñado un nuevo chip (T2) que intenta evitar la instalación del pingüino en sus nuevos Mac.

La excusa es por la seguridad del sistema en el arranque, es decir Secure Boot. Para ello se bloquea el certificado de Microsoft (Microsoft Windows Production CA 2011) que usan la mayoría de distribuciones GNU/Linux, impidiendo que el usuario reemplace las claves criptográficas de Apple por las suyas propias e impidiendo “ver” el disco interno.

En el caso de Windows 10 sería posible arrancar con dicho sistema habilitando un asistente llamado Boot Camp Assistant macOS.

En teoría esto no significa que no podamos ejecutar Linux en los nuevos Macs. Pero para ello tendremos que renunciar al modo de arranque seguro. Para ellos cambiaríamos el modo de seguridad en las preferencias de Startup Security Utility, tal como indica el manual.

Aun así hay usuarios que han comentado que ni de esta forma han podido lograr arrancar con Linux. Menos mal que para tener el sistema operativo que cada usuario desee, existen otros ordenadores mas baratos y tan potentes o mas que si lo permiten.

 

Vía | Phoronix

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *