Montar disco de red windows en linux con smbfs

En el mundo en que vivimos predomina los usuarios con equipos equipados con sistemas operativos Windows, y esto es un echo que tardará en cambiar, por tanto nos podemos encontrar en alguna ocasión con la necesidad de poder conectar con un equipo windows para poder acceder a los archivos que contiene y viceversa.

En el caso que nos ocupa vamos a ver de que forma podemos conectar a un equipo windows montando una unidad de red, siendo muy parecido al montaje de una unidad de disco local.
Para poder realizar esta tarea tenemos que instalar desde Synaptic o desde linea de comandos como root el siguiente paquete:

# apt-get install smbfs

este es uno de los modulos necesarios para compartición de archivos por samba que nos va a permitir montar un disco de red windows.

A partir de aquí tenemos que crear un directorio donde se verá los datos de la unidad una vez montada de la forma:

# mkdir discored

Suponiendo que el equipo windows al que queremos conectar tiene las siguientes particularidades:

IP windows                   -> 192.168.1.5
Nombre de carpeta compartida -> misdatos
Nombre usuario autorizado    -> pepito
Contraseña de usuario        -> contra

Aquí se da por hecho que se ha compartido en el equipo windows dicha carpeta para el usuario especificado.

Ahora solo queda ejecutar el comando de montaje como root de la forma:

# mount -t smbfs -o username=pepito,password=contra //192.168.1.5/misdatos /discored

Con esto ya tendríamos acceso al disco de red con permisos totales de lectura, escritura y borrado, siempre y cuando la compartición del lado del equipo windows tenga dichos permisos coincidentes.

 

¿Como podríamos automatizar esto?

Con el uso de fichero fstab y usando lo que se denomina credentials, que nos ayudará a que el sistema cuando arranque monte las unidades sin preguntar.

Para ello abrimos el fichero fstab y añadimos la siguiente linea:

# nano /etc/fstab

//192.168.1.5/misdatos   /media/beta8   smbfs   auto,noperm,credentials=/etc/credentials

Ahora creamos el fichero credentials con los datos de autenticación y con los permisos del archivo adecuados para que nadie excepto el root pueda ver y modificar el archivo.

# nano /etc/credentials

workgroup=grupo
username=usuario
password=contraseña

$> chmod 700 credentials
$> chown root:root credentials

De esta forma, en el próximo reinicio del sistema ya nos montará la unidad el solito. El grupo de trabajo (workgroup) no es estrictamente necesario, pero si recomendable.

Si se quiere probar sin reiniciar si la unidad se monta correctamente, podemos ejecutar como root:

# mount -a

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *